Al Cristo Morto

Colaboración especial de:

Lizbeth Ventura.

AL CRISTO DEL AMOR

La hora se acerca, la tarde luce gris, por las calles sopla el viento de una manera extraña, ya son las 3:00 de la tarde. ¡Jesús Ha Muerto!… Del Templo Dominico empiezan a salir los pasos, los ángeles llorones; detrás, dentro de una bella urna viene el Cristo del Amor, inerte, sobrio, como si estuviera profundamente dormido, descansa y es llevado sobre los hombros de sus fieles. Las miradas se pierden en el vacío, las lágrimas brotan, la tristeza se observa en los rostros; hay luto, desolación, llegó un nuevo Viernes Santo y uno de los cortejos procesionales más antiguos transita por las calles de la Ciudad. “La Fosa” es ejecutada como nunca antes, La marcha fúnebre de Federico Chopán suena más triste que nunca. Atrás, una mujer llora, sus lágrimas corren por sus bellas mejillas, no puede ocultar el dolor que siente. Su corazón ha sido traspasado por una daga, sus manos llevan tres clavos y una corona de espinas, su mirada luce perdida. Acompaña a su hijo con un paso cadencioso, sin duda alguna sus ojos irradian amor, mucho amor, amor y dolor a la vez por haber perdido a su hijo en la cruz. La acompañan María Magdalena y El apóstol Juan. Caminan hacia el sepulcro, miles de devotos los siguen, las andas se acercan a la Catedral Metropolitana y se entona el canto del perdón, “no estés eternamente enojado, no estés eternamente enojado, perdónale señor”. En cada turno se reza una oración, el incienso abre paso al Sepultado Dominico, la tarde llegó a su fin y la sombría noche se avecina. Dentro de la Basílica  Menor de Nuestra Señora del Rosario ya se encuentran muchas personas a la espera de que ingrese el “Cristo del Amor” y  la Santísima Virgen. Los caballeros del Señor Sepultado hacen una valla en el lado izquierdo y portan velas, el Templo se encuentra completamente obscuro, se encienden las velas y se empiezan a observar las andas, los músicos se preparan para ejecutar la marcha fúnebre “La Fosa”. Las andas se mecen suavemente sobre los hombros de los devotos, Jesús se dirige al sepulcro, culmina el viernes santo y se aproxima la Pascua del Señor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s