1.El Señor Sepultado de Santo Domingo. I

EL SEÑOR SEPULTADO DE SANTO DOMINGO.
Parte I

Muy pocos estudios con enfoque científico existen del Señor Sepultado de Santo Domingo y la evidencia histórica que pueda servir de referencia para el estudio y análisis de la historia de dicha imagen es realmente escasa por lo que ha resultado prácticamente imposible hacer una reconstrucción de la historia del Señor Sepultado y su procesión a lo largo de casi cuatro siglos de existencia, solo el estudio del Dr. Federico Prahl, titulado “El señor sepultado de Santo Domingo” y publicado por el instituto de investigaciones de la escuela de historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, ha sido el único estudio serio y formal de dicha escultura y su hermandad, además de algunos artículos en periódicos por parte de académicos expertos en el tema. Por lo demás las referencias históricas provienen de fuentes poco confiables y que con el paso del tiempo ha dado paso a una leyenda.

La leyenda…
Aunque existen demasiadas variantes de la leyenda, la que regularmente se toma como referencia es aquella que fue escrita por Fray Domingo de los Reyes y que nos dice que hacia el siglo VXII un barco naufrago en las costas atlánticas llevando las pertenencias de Catalina de Aragón, quien recién había acabado su matrimonio con Enrique VIII Rey de Inglaterra “Quien quiso divorciarse de su legitima esposa y ex cuñada y ante la negativa papal de aprobar semejante barbaridad , Enrique VIII se separo de la iglesia romana y fundó la iglesia anglicana, la cual persiste hasta la fecha logrando en esa forma el divorcio pretendido” (tomado del Pregón de semana santa 1984.) Luego del divorcio Catalina de Aragón y sus bienes fueron embarcados de regreso a España, en la travesía unos corsarios ingleses atacaron las naves y se apoderaron de ellas, luego el barco naufraga dejando en el recorrido cajas conteniendo joyas, vestuario y artículos suntuarios de Catalina, esto cerca del puerto de Trujillo, isla de Santo Domingo. Por esos días llegó a Trujillo el dominico Fray José de Lazo y se informó de las cajas abandonadas, recogió las que contenían objetos religiosos y las envió a la capital del reino, llegó al puerto de Bodegas (Izabal) y luego a Santiago de Guatemala, “más tarde llegaron las cajas al monasterio de los dominicos y al abrir la más grande, hallaron con sorpresa al Cristo yacente…hubo prolongados toques de campanas, afluencia de autoridades eclesiásticas y civiles, multitud de vecinos principales y acto continuo la imagen fue expuesta en la nave central” (Tomado de: Apuntes históricos de la Hermandad del Señor Sepultado de Santo Domingo. Sin editorial.).
Actualmente se desconoce muchos aspectos de esta bella imagen, se desconocen los nombres del escultor y del maestro encarnador, así mismo no hay datos del posible año de burilacion de la misma, lo cierto es que ya en muy temprana época de la colonia, en 1595 se tienen datos de que en el templo de los dominicos ya se contaba con una procesión del santo entierro de Jesús, según nos refiere el historiador Joaquín Pardo el cual nos lleva a un acuerdo entre las ordenes de San Francisco y la de Santo Domingo en la cual arreglan que la ceremonia de crucifixión del señor tendría que llevarla a cabo la orden de San Francisco y su sacro entierro podría llevarse únicamente intramuros, mientras que los dominicos podrían sacar su procesión por las calles de la entonces capital del reino, Santiago de Guatemala.
Es sabido que en las distintas etapas de la conquista las imágenes existentes en Santiago de Guatemala eran escazas y de procedencia española, esto debido a la escases de escultores de oficio por lo que las pocas imágenes eran solicitadas propiamente a la corona española o a las casas matrices de las distintas ordenes que cristianizaban América, por lo que en tan tempranas épocas de la colonia seguramente el Señor Sepultado de Santo Domingo, tendría que ser una de esas imágenes españolas, enviadas desde España.
Esto así de salida nos plantea una serie de interrogantes y datos importantes; Es el señor Sepultado de Santo Domingo actual, la misma imagen por la cual las ordenes dominicas y franciscanas llegaron a un acuerdo? El Cristo del Amor era una talla para crucificar y en algún momento de su historia fue modificado? O por el contrario, la talla del Señor Sepultado es completamente nueva?
Siguiendo la tesis del Dr. Prahl, Las imágenes de cristos yacentes como tal, eran desconocidas en el ultimo lapso del siglo XVI y esto lo podemos confirmar al dar un breve repaso por las imágenes de cristos de la época en la que se sitúa los inicios de la procesión de Viernes Santo de Santo Domingo, así como de imágenes posteriores podremos encontrar que el común denominador es que la gran mayoría son cristos que fueron hechos para ceremonia de crucifixión, lo que conocemos como Cristos de la Penitencia y cuyas características responden a cánones estilísticos comunes, son cristos sangrantes, muchos de ellos cuentan con goznes especiales en sus articulaciones superiores para facilitar su crucifixión, los pies están colocados de tal forma que puedan ser clavados uno sobre la otro, las piernas levemente flexionadas, regularmente la cabeza de los cristos, presenta una inclinación y ojos semiabiertos, además de presentar una fuerte tensión en los músculos, lo que haría a la ceremonia de crucifixión algo impactante.
Ejemplos de esta escuela escultórica los podremos ver en las imágenes del Sepultado de San Francisco, Sepultado de la Recolección, El sepultado de la Escuela de Cristo, El Sepultado de la Parroquia Vieja que son imágenes de la misma escuela y responden todos a las características estilísticas de la época referida líneas arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s