El Señor Sepultado de Santo Domingo. II

El Señor Sepultado de Santo Domingo. II

Siguiendo la tesis del Dr. Prahl, Las imágenes de cristos yacentes como tal, eran desconocidas en el ultimo lapso del siglo XVI y esto lo podemos confirmar al dar un breve repaso por las imágenes de cristos de la época en la que se sitúa los inicios de la procesión de Viernes Santo de Santo Domingo, así como de imágenes posteriores podremos encontrar que el común denominador es que la gran mayoría son cristos que fueron hechos para ceremonia de crucifixión, lo que conocemos como Cristos de la Penitencia y cuyas características responden a cánones estilísticos comunes, son cristos sangrantes, muchos de ellos cuentan con goznes especiales en sus articulaciones superiores para facilitar su crucifixión, los pies están colocados de tal forma que puedan ser clavados uno sobre la otro, las piernas levemente flexionadas, regularmente la cabeza de los cristos, presenta una inclinación y ojos semiabiertos, además de presentar una fuerte tensión en los músculos, lo que haría a la ceremonia de crucifixión algo impactante.
Ejemplos de esta escuela escultórica los podremos ver en las imágenes del Sepultado de San Francisco, Sepultado de la Recolección, El sepultado de la Escuela de Cristo, El Sepultado de la Parroquia Vieja que son imágenes de la misma escuela y responden todos a las características estilísticas de la época referida líneas arriba.
Como vemos y esto es planteado por algunos expertos de mucho peso, las posibilidades de que el Cristo de la época colonial, no sea el mismo que los dominicos conocemos hoy como “El Cristo del Amor” y que haya sufrido una radical modificación o cambio total; sobre el particular revisaremos lo que dice el renombrado historiador y experto en arte Fernando Urquizú en su estudio: “Notas para el estudio de la música de Ntra. Sra. de Soledad y Señor Sepultado de Santo Domingo” Suplemento cultural de Semana Santa, diario “La Hora” 2002. “Estando ya la capital en esta Nueva Guatemala de la Asunción se hizo otra imagen de Sr. Tal cual está hoy, pues antes era otra que servía para descendimiento que tenía una pierna sobre otra y la cabeza algo inclinada.”
El Señor Jesús Fernández, citado por Prahl, hace aseveraciones más contundentes: “Volvamos las páginas de nuestra curiosa historia en épocas muy cercanas ya, y tanto que de ello hay testigos que aun viven”… “El gusto iba refinándose, la cultura era mayor y el entusiasmo no decrecía. Entre los vecinos de la ciudad siempre hubo devotos, que dentro o fuera de la Hermandad, se afanaron en dar lustre y pompa a la procesión del Santo Entierro. Fue esculpida con toda la belleza artística una nueva imagen del Cristo completamente yacente, y no como la antigua dispuesta de tal forma que pudiera servir para la ceremonia del descendimiento , y la nueva imagen resulto magnifica”.
Como se ve, es evidente que la imagen del “Cristo del Amor” no es la misma que fuera procesionada en tiempos de la colonia y que la anterior era una imagen que respondía a las descripciones de Cristos Crucificados de la época (Cristo de procedencia española y con características ya enumeradas) y que en efecto servía para la ceremonia de crucifixión.
Varios autores consideran por el contrario que el Señor Sepultado fue sometido a una severa restauración a mediados del siglo XIX, la cual incluyo: Asegurar los brazos a los hombros, eliminando los goznes que hacía posible la movilidad de estos, colocar rectas las piernas, pues las anteriores estaban levantadas, posiblemente corregir el giro que tienen las imágenes de crucificados.
Al respecto Víctor Manuel Díaz nos dice: “También le arreglaron los brazos…Se dispuso arreglar la imagen arreglándole las rodillas que las tenia levantadas y no con la actitud de un muerto tendido”. Esto plantea otras interrogantes a saber: En qué momento fue sustituida o modificada dicha imagen? En el caso de la sustitución que sucedió con la imagen del Santo Domingo colonial? Como es posible que una cofradía o Hermandad tan bien organizada y tan antigua, no posea registros de un acto tan peculiar como importante, como lo es la posible sustitución o restauración de su imagen titular?
Ese es un dato que se pierde en la oscuridad de los años que han pasado desde tales eventos, y es que durante el periodo que sucedió lo anteriormente planteado los documentos que puedan confirmarnos tales aseveraciones prácticamente no existen, recordemos que la época liberal estaba por venir, época de constantes persecuciones y saqueos a la iglesia, cofradías y cualquier tipo de organización religiosa lo que evidentemente cambio de manera radical, no solo la religiosidad del pueblo, sino también a largo plazo le dio un nuevo giro a las tradiciones, a las artes, educación etc. , las órdenes religiosas fueron expulsadas sin excepción alguna, perdiéndose una gran cantidad de tesoros en imágenes, reliquias y sobre todo documentación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s